Archivo de la categoría: Emiliano Zapata

Damnificados de Jojutla, Morelos, mantendrán tomada la delegación de SEDATU en Cuernavaca hasta recibir los recursos para reconstruir sus viviendas

 

Rosa Rojas

Ante la falta de respuestas de autoridades estatales y federales para realizar la reconstrucción de sus casas destruidas parcial o totalmente por el sismo del pasado 19 de septiembre, una treintena de integrantes de familias damnificadas de la ciudad de Jojutla, Morelos, ocuparon el jueves 1 de marzo la delegación de la SEDATU (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) en Cuernavaca. A la espera del delegado de la dependencia, Angel Rodrigo Peña Zepeda, pernoctaron ahí porque les dijeron que él llegaría el viernes. Y como no llegó, decidieron permanecer ahí el fin de semana y lo que sea necesario porque, piensan, algún día deberá llegar el funcionario.

Así pues, empezaron a llegar refuerzos, en una combi financiada por el presidente municipal de Jojutla, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, cuya esposa llegó este viernes con víveres para quienes están participando en esta acción desesperada de quienes ya llevan cinco  meses y medio viviendo en tiendas de campaña, soportando los fríos primero y ahora el calor extremo o de arrimados con parientes, sin poder concluir la construcción o reconstrucción de su vivienda porque las tarjetas que entregaron del FONDEN (Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales) están congeladas, es decir, se supone que tienen dinero depositado en ellas pero en BANSEFI les dicen que no hay fondos, explicaron.

La mayoría de quienes estaban en el plantón en la SEDATU este viernes son vecinas/os de la colonia Emiliano Zapata, donde resultaron dañadas unas 400 casas, explicó Amada Morán Brito, cuyo domicilio resultó con daño parcial. Con su tarjeta del FONDEN fue a retirar 15 mil pesos para materiales pero “no hay dinero”.

A Guillermina Sánchez Ortiz –quien sufrió daño total de su vivienda- le dijeron en el banco que llevara su tarjeta del FONDEN “a la fundación Alejo Peralta que está en la arrocera San José, donde están también las de Slim, Proviva y Delta, fuimos hace mes y medio, hicimos el contrato, dijeron que nos llamarían pero no nos llaman, sólo nos dicen que esperemos. Vamos a BANSEFI y nos dicen que no hay dinero, desde noviembre estamos esperando. Los gobernantes dicen que ya están liberadas las tarjetas pero fui a comprar material y dijeron que no hay dinero”.

Leonila Espina Campos afirmó que su vivienda sufrió daño total pero la anotaron con daño parcial y le dieron una tarjeta de 15 mil pesos. “Ni con 120 mil pesos podría reconstruir mi casa, los albañiles cobran 400 pesos diarios”. Además mencionó que a quienes les reconocieron daño total les dieron tarjetas de 30 mil pesos para la primera parte “pero sólo les están dando 25 mil pesos y les dijeron que de los otros cinco mil luego les avisan… las tarjetas para material no pasan porque no tienen fondos”.

Similar situación vive Filiberta Montes de Oca Román, que, informó, tiene un hijo enfermo porque hace 9 años tuvo un infarto cerebral y su esposo “es tan viejito que ya casi ni se  mueve”. Están arrimados viviendo con una hija. Su casa sufrió daño total en la colonia Emiliano Zapata. Le dieron una tarjeta para 120 mil pesos “y apenas 15 mil me dieron, voy al banco y no hay sistema o no hay saldo… ya van tres semanas que no tengo para pagarle al albañil, tuve que conseguir un préstamo” pero ante la crisis que vive se vino a la movilización.

Prisca Margarita Manjarrez Salgado, también de la colonia Zapata, informó que por la insalubridad y malas condiciones en las que viven hay muchas enfermedades estomacales y respiratorias, algunos adultos mayores se han puesto graves… el gobierno debería tener respeto por los damnificados, indicó, además hay muchas irregularidades en las tarjetas, muchos errores y no hay como corregirlas, ella sufrió daño total pero le dieron tarjeta de daño parcial y no ha logrado que se la cambien, añadió. “Estamos también muy inconformes con Unidos por Morelos (organismo creado por el gobierno estatal para la reconstrucción) porque no nos han dado apoyo, dijeron que si FONDEN no nos cumplía ellos iban a responder”.

Se le indicó que el gobernador Graco Ramírez aseveró que “Jojutla está de pie”. Ella contestó “estamos de pie porque estamos vivos, expuestos a la rapiña, a las enfermedades… sólo en la colonia Zapata somos 600 familias, vayan a ver, la escuela, la iglesia… Jojutla es una zona comercial pero ahora no hay comercio, la gente no tiene en qué trabajar, no hay dinero para ir a algunos lugares que nos manda el gobierno, vayan a la presidencia, vayan a SEDATU, vayan a BANSEFI, qué les pasa, no somos pelotas para que nos traigan de un lugar a otro. Aquí en SEDATU dicen que tanto por ciento lo da el gobierno federal, tanto por ciento el estatal, pero lo que queremos es que el dinero se refleje en las tarjetas, no en las palabras”, reclamó.

En Jojutla, de acuerdo al censo de SEDATU, hubo 2 mil 579 viviendas dañadas, 2 mil 37 con pérdida total. El alcalde Sotelo Martínez declaró a El Regional, el 22 de febrero, que desde el proceso de demolición fueron abandonados por la SEDATU y hasta esa fecha sólo se habían reconstruido 100 viviendas “pero con recursos de los propios afectados y con el apoyo que el municipio les otorgó, pero nos preguntamos dónde están los recursos etiquetados del FONDEN”, porque sólo en el retiro de escombros el municipio tuvo que erogar un millón de pesos.

 

Fotos: Rosa Rojas

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Damnificados, Derechos Humanos, Emiliano Zapata, Estado de Morelos, FONDEN, Fondo de Desastres Naturales (Fonden), Graco Ramírez, Mujeres, Organizaciones Sociales, Sedatu, Uncategorized

En año y medio más podría funcionar la Biblioteca Central Miguel Salinas de la UAEM, cerrada desde hace seis años

bty

Se detuvieron las obras de restauración en junio pasado

Rosa Rojas

Será quizá hasta el próximo mes de junio cuando se reinicien los trabajos de rehabilitación de la Biblioteca Central Miguel Salinas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en Cuernavaca, cerrada desde hace seis años, ya que, debido a los problemas económicos que enfrenta la institución, se tuvo que destinar el presupuesto que se tenía para ejecutar la obra a pagar la nómina del personal universitario, informó el director general del Patronato Universitario, Mario Caballero Luna.

Durante un recorrido por las instalaciones de la biblioteca con integrantes del Consejo de Cronistas de Cuernavaca, A.C.(CCCAC), el funcionario universitario mencionó que el desastre que sufrió la biblioteca se generó cuando hace seis años arreglaron la calle aledaña, Comonfort, porque taponaron los desagües del edificio de la biblioteca, que es una construcción antigua, de adobe del siglo XVI, “una joya que tiene valor histórico y cultural” y hubo necesidad de sacar de emergencia todo el acervo de libros, documentos y periódicos.

El mismo funcionario reconoció, ante el comentario del cronista Eduardo Bello Ocampo (quien hizo una historia de la biblioteca a la que tituló “la desventurada”, por las vicisitudes que ha vivido desde su fundación en 1886- de que en las librerías de viejo de Cuernavaca y en las de Donceles de la Ciudad de México se podían encontrar libros con el sello de la biblioteca Miguel Salinas), que en efecto hubo una pérdida de algunos libros pero indicó que el acervo lo tiene la Dirección de Bibliotecas de la UAEM “y la colección Gutierre Tibón (gran antropólogo mexicano, escritor y poeta de origen italiano) está completa”.

Caballero Luna explicó que el Patronato Universitario se creó en 2014 y entonces recibió el encargo de obtener presupuesto para la restauración de la biblioteca. Se hicieron las gestiones necesarias ante la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y se obtuvieron 26 millones de pesos, de los cuales faltaban por ejercer 2.9 millones cuando se detuvo la obra de restauración, en junio del año pasado.

El Patronato Universitario hizo una licitación y se inició la obra. Lo más caro fue la infraestructura, señaló, porque el INAH pidió que se hicieran calas para determinar si había vestigios de construcciones prehispánicas. Se instaló la parte de la iluminación eléctrica y se limpió el mural -ejecutado entre 1951 y 1954 por el pintor veracruzano Norberto Martínez Moreno, denominado “La aportación de la región de Cuauhnahuac a la cultura mesoamericana” que se refiere sobre todo al papel amate y el algodón- y se recuperó el color. Actualmente el mural está protegido con plástico.

Pero además como la empresa que hace seis años inició los trabajos de restauración  “picó” la parte de los murales -de la pared oriente- pintados entre 1911 y 1930 con la temática de las gestas de Morelos y de Zapata, lo que fue detenido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que ordenó que se restauren, se contrató a una especialista que se llevó un año tapando los hoyos en los murales, y que calcula se llevará otro año para finalizar dicha restauración.

El funcionario mencionó que para concluir la obra de restauración de la biblioteca se necesita un millón de pesos, pero además se requerirá presupuesto para la construcción, a un costado de la nave principal, de una cafetería con cuyo funcionamiento se estima podrán cubrirse los gastos de mantenimiento de la biblioteca, porque se busca que todas las obras culturales que se realizan sean autosustentables, como con la restauración que se está realizando en la casona de Los Belenes –donada por un ex presidente de la república a la UAEM- que cuenta con servicio de hotel y restaurante –actualmente cerrados-, donde se está construyendo un auditorio para dar servicios como centro de convenciones  y un estudio de video.

Otra obra que se está llevado a cabo es la restauración del edificio del ex hotel Chulavista, que va a ser un centro cultural con talleres de música, danza y literatura, entre otras actividades, relató Caballero Luna, señalando que los 22 empleados del Patronato Universitario laboran con mucho entusiasmo, si bien reconoció que todos ellos están cobrando medio sueldo y al personal de Los Belenes y la biblioteca desde noviembre no les han pagado.

De acuerdo a la crónica de Bello Ocampo, la biblioteca,  en las cuatro mudanzas de edificio que ha tenido, sufrió pérdidas en su acervo, pero lo más grave fue el saqueo en la época revolucionaria y posteriormente en 1952, cuando en la gira del candidato Adolfo Ruíz Cortines se escogió a la biblioteca para realizar varias mesas redondas sobre los problemas de Morelos, con lo cual se desalojó totalmente en edificio, lo que ocasionó la suspensión del servicio al público por más de un año. Al crearse la UAEM en 1953, la biblioteca le fue transferida y se la denominó Biblioteca Central Miguel Salinas.

Relata asimismo que entre 1983-84  desapareció el acervo “tradicional o antiguo” de la biblioteca y al inquirir sobre eso a la responsable de la misma, ella le comentó que en adelante “sólo habría libros editados a partir de ese año” para consulta. A raíz de esa crónica que relata las desventuras de esta instalación universitaria fue que se realizó este recorrido por las obras, por ahora suspendidas, de la biblioteca central de la UAEM en el centro histórico de Cuernavaca.

bty

Los murales sobre las gestas de Morelos y de Zapata deberán ser restaurados

bty

Detalle del mural de Norberto Martínez Moreno: Fotos Rosa Rojas

1 comentario

Archivado bajo Arte, Cultura, Derechos culturales, Derechos Humanos, Documentos, Emiliano Zapata, Estado de Morelos, Morelos, Organizaciones Sociales, Uncategorized, Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM)