La asamblea municipal de Unión Hidalgo, Oaxaca, podría bloquear el parque eólico de DEMEX por incumplir ésta con la construcción de una clínica

Rosa Rojas
El presidente municipal de Unión Hidalgo, Oaxaca, José López de la Cruz, informó que ante la “prepotencia y absoluta cerrazón” de directivos de la empresa Desarrollos Eólicos Mexicanos (DEMEX), que se niegan a cumplir el compromiso de construir un hospital de 12 camas por haber instalado en su territorio el parque Eólico Piedra Larga Fase I y II, este domingo (18 de octubre) la población decidirá en asamblea las medidas necesarias, incluyendo el bloqueo del parque, para que la filial de la española Renovalia Energy, realice obras de beneficio social comunitario.
Vía telefónica el munícipe explicó que luego de un año de gestiones ante el gobierno de Oaxaca y la Secretaría de Gobernación federal, se logró concertar una cita con el representante legal de DEMEX, Fernando Ballester y su abogado, Pedro Santiago, misma que se efectuó el sábado 17 de octubre en la Secretaría de Gobierno oaxaqueña, la que finalizó después que el representante empresarial negara que se hubieran comprometido verbalmente a construir dicha clínica, lo que llevó a López de la Cruz a espetarles que ambos son “unos mentirosos”.
“Durante el proceso de terminación del parque Piedra Larga, en julio-agosto de 2014 -empezaron a generar energía eléctrica en agosto de ese año- tuvimos negociaciones con Ballester en el sentido de que yo les daba los permisos para que terminaran la obra y empezaran a trabajar a cambio de la construcción de la clínica; sólo de la obra negra porque nosotros íbamos a gestionar que el gobierno del Estado y la federación la operaran”, agregó.
El parque Piedra Larga, en sus dos secciones, tiene 144 aerogeneradores con capacidad de producir 248 megawatts para las empresas del grupo Bimbo y Barcel.
Indicó el munícipe que el 28 de octubre de 2014 “fue la última plática, nos dijeron que se hiciera la petición por escrito, entonces nosotros hicimos el desglose del costo de los conceptos para la construcción del hospital, que resultó de 22 millones de pesos pero para no cumplir se fueron al amparo”.
Apuntó que este año desde junio la población de Unión Hidalgo empezó a reclamar por el incumplimiento de DEMEX, “hasta dijeron que yo había recibido dinero de la empresa”, indicó, así que incrementaron las gestiones para que se cumpla lo ofrecido por los representantes de la misma, se creó la Comisión de Indígenas Zapotecos para la Defensa de la Tierra de Unión Hidalgo (CIZDTUH), se le envió el acta constitutiva a las instancias estatales y federales y al presidente de la República solicitando que se abriera una mesa de negociación con la empresa.
El 23 de septiembre la SEGOB los citó en el Distrito Federal, fueron él y parte de la mencionada comisión, quienes le dieron a los funcionarios federales una reseña histórica de las maniobras de la empresa y los acuerdos. En SEGOB, dijo López de la Cruz, se comprometieron a abrir una mesa de diálogo pero ya con Derechos Humanos y la Secretaría de Energía. Paralelamente Gobernación de Oaxaca los citó el 2 de octubre para una reunión que finalmente no se realizó. Finalmente la SEGOB concertó la reunión de este sábado, en la Secretaría de Gobierno de Oaxaca, en la que participó también parte de la CIZDTUH, en la que los representantes de la empresa afirmaron “que en ningún momento hubo el compromiso” de construir la clínica y se retiraron.
Por esa actitud “prepotente”, insistió, la gente en Unión Hidalgo está muy molesta y este domingo decidirá en asamblea las medidas pertinentes para obligar a DEMEX a cumplir con obras de beneficio social para la población.