Archivo de la etiqueta: Huexca

Inicia nueva etapa en la lucha contra el Proyecto Integral Morelos pese consulta “amañada” de AMLO: FPDTA-MPT

Foto: Rosa Rojas

Rosa Rojas

Cuernavaca, Mor., 25 de febrero., Después de la consulta “amañada e impuesta” sin respetar los derechos de los pueblos indígenas que resultarán afectados, se abre una nueva etapa de lucha en contra de la termoeléctrica de Huexca y el Proyecto Integral Morelos (PIM) en su conjunto, misma que fue inaugurada  con el asesinato de Samir Flores Soberanes; “esto apenas empieza” afirmaron integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala (FPDTA-MPT).

Juan Carlos Flores, uno de los dirigentes en esta lucha que estuvo preso en Puebla durante varios meses bajo cargos falsos por oponerse al PIM, subrayó que falta que se resuelvan por lo menos cinco amparos, que logren retirar el plantón de zapatistas en Apatlaco que se oponen a que se entregue a la termoeléctrica el agua que utilizan para riego,  además que se presentarán denuncias ante instancias internacionales “contra esta consulta ilegal e ilegítima”.

Flores afirmó: “Falta que callen a los pueblos zapatistas de Morelos, Puebla y Tlaxcala que históricamente no se han callado cuando el gobierno los traiciona, falta la respuesta de los pueblos indígenas, organizaciones y personas que en todo el país ven que la injusticia que se está cometiendo en el PIM se puede cometer en sus pueblos y que están indignados por la muerte de nuestro compañero Samir. Falta mucho y esto apenas comienza”, reiteró.

Aseveró que anoche, al iniciarse el conteo de votos, los resultados que iban recibiendo de las casillas eran que iba ganando el “no”, pero sin supervisión externa el gobierno que organizó la consulta y el conteo dice que ganó el “si”.

Jaime Domínguez, quien también fue detenido y torturado por su oposición al PIM, mencionó que además de la intimidación el día de la consulta, previamente él y otros integrantes del Frente recibieron llamadas intimidatorias. “Samir pagó la insensibilidad de Andrés Manuel López Obrador”, quien, dijo, en ningún momento ha mencionado el nombre de su compañero asesinado, “un día antes lo critica y un día después aparece asesinado”. Junto con Flores mencionó que han recibido amenazas en las redes, y dado que el fiscal de Morelos insiste en su versión de que a Samir lo asesinó el crimen organizado, demandaron que atraiga la investigación del caso la Fiscalía nacional.

Al respecto, mencionó que la consulta fue impuesta, llena de intimidación, con presencia de ejército, policía estatal y federal y sobrevuelo de helicópteros, ello obviamente inhibe la participación de la gente que está en desacuerdo con el proyecto. Además que existió coacción del voto desde los ofrecimientos de bajar los costos de luz si se votaba por el sí, hasta instruir a trabajadores del gobierno para votar a favor de la termo o usar funcionarios y presidentes municipales para convencer a la gente de votar sí a la termo. 

Sin embargo, en la región Oriente de Morelos, con una población total de 405 mil habitantes, donde están los pueblos que serán afectados por el PIM, ganó el “no” a la termoeléctrica con 11 mil 295 votos contra 4 mil 975 que votó por el “si”. Detalló: en Yecapixtla, mil 541 votos “no” contra 595 “si”; en Ocuituco 271 contra 173; Tetela 592 contra 30; Hueyapan mil 114 contra 5; Ayala 3 mil 834 contra 384; Cuautla 3 mil 943 contra 3 mil 888. En Hueyapan, Zacualpan, Temoac y Jantetelco o se destruyeron urnas y boletas o se retiraron.

Martín Ortiz Salazar, presidente del Comisariado Ejidal de Tenextepango, manifestó por su parte que los campesinos no van a retirar el plantón que mantienen en Apatlaco para evitar que se concluya el acueducto y que se lleven el agua del río Cuautla para la termoeléctrica, porque se llevarían 245 litros por segundo y les devolverían 60 litros por segundo, pero además contaminada. Informó que se sumarán cuatro ejidos más al plantón. Y a pregunta expresó que “es muy posible que haya represión” porque este gobierno –el de AMLO- “camaleónico”, no cumple sus compromisos –esto en alusión a la afirmación de AMLO de que su gobierno no va a reprimir-.

En un comunicado del Frente, se afirma: “Luchamos contra Felipe Calderón contra el proyecto, contra Peña Nieto y ahora lucharemos contra López Obrador, para nosotros el nombre no es lo que importa, sino la estrategia del Estado de imponer los intereses del capital sobre los pueblos indígenas”. Apuntaron que la consulta de López Obrador “fue un fracaso para su gobierno, pues pretendía legitimar un proyecto que terminó siendo más repudiado y que, a pesar de según haber ganado el “sí”, mucha gente no está de acuerdo con el proyecto y los pueblos afectados que votaron, votaron en su mayoría por el “no” al PIM”.

En conferencia de prensa frente al palacio de gobierno, indicaron que como lo habían anunciado, sería la población externa al megaproyecto la que sustituiría la decisión de las comunidades, “lo sucedido fue una burla a las comunidades afectadas que votaron por el no. No fue un mandar obedeciendo, como dice Obrador, fue mandar a la chingada los derechos de los pueblos indígenas”.

“Fueron diversas las formas de los pueblos de decir no al PIM, protestar contra la instalación de casillas bañadas de sangre, realización de asambleas por usos y costumbres de los pueblos, votar por el no, levantar actas de asamblea y actas locales del resultado de las votaciones en cada comunidad para que se respete la decisión del pueblo, volantear, perifonear, informar, etc. Son varios datos y acciones que en próximos días daremos a conocer porque ahora por la premura de los tiempos aún estamos recibiendo y procesando”, agregaron.

“Los resultados de la consulta sobre la termoeléctrica fueron los esperados, los anunciados cuando una consulta se realiza de manera amañada, con los dados cargados y resultados poco confiables, pues es el gobierno quien tenía interés en el sí, el que organizó la consulta, la vigiló, la contó y emitió los resultados, sin que hubiera un órgano autónomo que se encargara de ello”.

“Reiteramos que las manifestaciones realizadas en la consulta impuesta por el Presidente Obrador, fueron protestas legítimas que obedecen al desacuerdo de los pueblos de no ser tomados en cuenta, de que, a pesar de ser violentados e ignorados, a pesar de contar con la razón en sus justas demandas y con el respaldo de la CNDH, la ONU y diversas organizaciones, académicos, artistas y pueblos en general que señalan que esta consulta viola el derecho de los pueblos indígenas a la autodeterminación, a pesar de todo ello la consulta se impuso sin escucharnos”.

A la par que Obrador anuncia los resultados de su consulta, acepta que en México “hay mucho racismo todavía”, y en eso le damos la razón: para realizar esta consulta nunca se sentó a platicarla con los pueblos indígenas afectados, ni mucho menos planearla junto con ellos y que fuera conforme a los derechos de los pueblos indígenas y los estándares nacionales e internacionales sobre el proceso de consulta. Sigue existiendo racismo porque un Presidente de la República que se hincó ante los pueblos indígenas después de su toma de protesta, nos sigue tratando como niños chiquitos que no pueden decidir o peor, como objetos. Hay racismo porque en esta consulta no se le permitió a los pueblos indígenas decidir sobre su territorio, ni siquiera se les preguntó previamente, solo se les reprimió, amenazó, persiguió, torturo, encarceló y ahora, hasta asesinó.

Hay racismo porque se prefiere cumplir contratos favorables a las empresas y que afectan la economía del Estado, que cumplir Obrador la palabra empeñada a los pueblos que creyeron en él. Porque se prefiere contaminar el medio ambiente, la salud de los pueblos indígenas, poner en doble riesgo a las comunidades cercanas al volcán Popocatépetl y despojar a los pueblos del uso y disfrute preferente de sus recursos naturales. Hay racismo porque la gente que votó a favor del sí a la termo, lo hizo por las razones que manifestó en las redes sociales y las urnas: “porque apoyó a mi Presidente”, “ya déjenlo trabajar”, “todo contamina, no sean ignorantes”, “quiero que me bajen la luz, aunque se ponga en riesgo a los pueblos”, “tengo derecho a decidir sobre los pueblos”, “son una minoría (los pueblos)” y una serie de descalificativos más que no vale la pena decir”.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

“Van a empezar los fregadazos” si la CFE se quiere llevar el agua de la planta tratadora de agua de Cuautla para la termoeléctrica de Huexca: Jorge Zapata

Rosa RojasIMG_3033

“Primero dios vamos a estar pendientes a ver qué pasa y si los ejidos deciden defender su agua la vamos a defender… van a empezar los fregadazos porque no nos vamos a quedar sin agua”, comentó Jorge Zapata, nieto del Caudillo del Sur, respecto a que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) continúa avanzando en la construcción del acueducto para abastecer del líquido a la termoeléctrica construida en el poblado de Huexca, Morelos, para lo cual adquirió algunas casas en el municipio de Ayala, operación que, según vecinos, formalizaría este sábado 28 de mayo.

Vecinos de ciudad Ayala, Morelos, que pidieron reserva de su nombre por temor a represalias por parte de la CFE -que ya tiene demandadas judicialmente a varias personas opositoras al Proyecto Integral Morelos (PMI) que incluye dos termoeléctricas en Huexca, un gasoducto y un acueducto- informaron que  la CFE “compró dos casas e hizo una junta ´clandestina´ el jueves 19 de mayo en casa de unos vecinos para que autoricen el paso por la calle 1o. de Oriente esquina con La Huerta, del acueducto con el que pretende llevarse el agua de la planta tratadora y del río Cuautla -50 millones de litros de agua diariamente- y varias de esas personas ni siquiera viven en nuestra calle”, afirmaron.

Explicaron que once personas inconformes con el paso del acueducto por su calle hacia el río Cuautla acudieron a la presidencia municipal de Ayala para pedirle al munícipe -de origen priista- Antonio Domínguez Aragón, que no le conceda la licencia de construcción del acueducto a CFE, misma que ya se venció, y al no encontrarlo “le dejamos dicho que tiene que atendernos antes del sábado porque la CFE dijo que va a traer un notario para certificar el consentimiento de esos dizque vecinos, que no lo son, porque los verdaderos vecinos no estamos de acuerdo en el paso del acueducto por nuestra calle ya que en Cuautla ocasionaron muchos daños por la vibración de las máquinas que perforan para  enterrar los tubos y no los repararon, así que lo hacemos responsable de nuestra seguridad y la de nuestras viviendas”, enfatizaron.

Aseveraron que en la licencia de construcción -que insistieron está vencida- se especifica que los vecinos con casas cercanas a la obra tienen que dar su anuencia, “deja a salvo los derechos de los propietarios que resulten afectados por el paso del acueducto o no se da la licencia”. Dijeron que la CFE les prometió a los que van a firmar que les van a dar 30 mil pesos para que arreglen sus casas “pero el material lo van a tener que comprar en una tienda que va a poner” la propia paraestatal.

Además, remarcaron que ellos junto con los ejidatarios se oponen al acueducto porque son los campesinos los concesionarios del agua del río y de la planta tratadora de Cuautla desde hace muchos años y por eso se hizo un plantón, desde el 19 de mayo de 2015, para impedir el paso del acueducto.

Jorge Zapata por su parte explicó que la CFE lo demandó hace dos meses por “obstaculizar el progreso” y le reclama el pago de 2 mil 920 millones de pesos por ello, pero el plantón de los ejidatarios sigue -ahora hacen guardias- porque la CFE “y el gobernador (de Morelos, Graco Ramírez) no quieren entender que la planta tratadora de agua de Cuautla es un afluente del río Cuautla, cuyas aguas las tenemos concesionadas los ejidatarios, y si se llevan el agua tratada se va a secar el río y nos vamos a quedar sin agua” para las siembras.

“Graco viene a hacer reuniones secretas con los comisariados y les promete obras que no les cumple, no hace nada, pero ellos ya le dieron la autorización (para que se lleven el agua) aunque no toman en cuenta que no tienen las actas de asamblea de los ejidos para que sea legal la autorización”.

Mencionó que la CFE además ahora demandó al presidente municipal de Ayala para que extienda la licencia de obra del acueducto que se les venció “porque pusimos el plantón nosotros”. Comentó el nieto de Emiliano Zapata que la gente está organizada aunque un poco “desgastada”, pero si quieren seguir defendiendo su agua “van a empezar los fregadazos”.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos Humanos, Derechos Políticos, Desarrollo, Ecología, Estado de Morelos, impunidad, Indígenas, Megaproyectos, Organizaciones Sociales, Uncategorized